Aguacate Hass, la ruta de las pérdidas económicas.

Autores:

Arreola Macías Claudia Verónica.
• Camacho Rosales Miguel Ángel.
• Ocampo Bautista Liliana.
• Rico Díaz Diana Berenice.
• Rocha Hernández Noé.
• Santos Hernández María Fernanda.
• Sartorius Contreras Juan Carlos.

INTRODUCCIÓN

Donde hay dinero, está el crimen. Por eso no resulta extraño escuchar que el crimen
organizado está tratando de apoderarse de los campos de aguacate en México,
específicamente los cultivos del estado de Michoacán Uruapan, después de que la
popularidad del aguacate creciera alrededor del mundo, y que su precio se disparara por
una mayor demanda.
En la presente investigación, se analizará que cada vez es más común que grupos de
crimen organizado se alejen de drogas y se enfoquen en los campos de aguacates,
enfocándose en las rutas que toman los cultivadores y proveedores, para asaltarlos, y
redirigir el producto hacia sus propias rutas, las cuales van en su mayoría hacia Estados
Unidos, donde cada vez existe más demanda. Esto porque la industria del aguacate está
creciendo cada vez más, y no existe protección para los campesinos. En las fuentes
obtenidas se entrevistó a un hombre cuya familia tiene dos granjas de aguacate, pero
incluso él tuvo miedo de que su nombre se publicara, por miedo. El hombre declaró,
¨Tratamos de trabajar con el gobierno, pero ni ellos se atreven a entrar a ciertas áreas¨
(Alonzo M. febrero 7 de 2020. El oro verde).
Lo que más resaltan los habitantes de estas comunidades es que casi no existe policía que
proteja a los productores. En Uruapan cuentan con poca seguridad, y no protegen el cultivo
para ser comercializado. Si no se comienza a abordar este tema, podríamos ver cómo el
crimen organizado se apodera de una parte importante de la producción de alimentos en
México, quitándole trabajos a decenas familias que lo necesitan.
Entre 2001 y 2010, la producción de aguacate en el estado de Michoacán especialmente
en el municipio de Uruapan, que abarca más del 70% de las cosechas del país, se triplicó,
y las exportaciones se multiplicaron por diez, según un informe publicado en 2012 por el
instituto Tapia Vargas. El informe sugiere que la expansión causó la pérdida de tierras de
aproximadamente 690 hectáreas al año entre 2000 y 2010.

CONOCE NUESTRO TRABAJO COMPLETO PUBLICADO EN

SOUTH FLORIDA JOURNAL OF DEVELOPMENT

¨DA CLICK A LA IMAGEN¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.